“La Biblia y el evangelio tienen mucho que decir sobre la economía moderna”

Biblenomics es una conferencia para estudiantes y profesionales jóvenes que forman parte del mundo de la economía y finanzas. Organizada por IFES Graduate Impact y se desarrolló en Woltersdorf (Berlín) del 21 al 23 de octubre.

Arttu Makipaa, economista que trabaja para una institución internacional, es miembro del equipo organizador. Unos días antes de la conferencia, concedió una entrevista a Evangelical Focus para explicar su acercamiento a la economía desde la perspectiva bíblica.

Respuesta. Es una conferencia, pero esperamos que también se convierta en una red creciente de estudiantes y graduados jóvenes que creen que la Biblia y el evangelio cristiano tienen algo que decir sobre la economía moderna, y que desean implicarse en su profesión o ámbito académico en la luz de la Biblia.

P. ¿La Biblia establece unas normas para la economía?

R. No creemos que haya una teocracia bíblica que prescriba un tipo concreto de economía, pero creemos que la Biblia, interpretada cuidadosamente, da fundamentos útiles sobre lo que es “bueno” para el ser humano. Intentamos aportar una visión bíblica desde la que mirar la economía y preguntar: “¿Nos hemos dejado algo? ¿Podemos aprender más?”. Y la respuesta es sí, podemos. Y ese es el proceso que queremos promover.

P. ¿De dónde proviene esta conferencia?

R. Su génesis se encuentra en el programa de IFES llamado Cross-Current, un programa mentor para jóvenes profesionales cristianos que cubre Europa y Eurasia. La mayor parte del equipo que organiza Biblenomics formó parte de los grupos pequeños de Cross-Current Economics. Como el programa cerró y se terminó, se nos animó a que de alguna manera siguiéramos compartiendo su reflejo en otros. Es por eso por lo que empezamos Biblenomics junto a Tim Vickers en un modelo de conferencia, de momento, anual. Esta es la segunda edición. Estamos intentando construir una comunidad que involucre a gente en economía y finanzas a través de una visión bíblica.

P. ¿A quién va dirigido es Biblenomics?

R. A los estudiantes de economía y finanzas de Europa y Eurasia, y también a los graduados jóvenes.

Lo decimos porque para poder entender la conferencia, necesitas tener algún tipo de trasfondo sobre economía o finanzas. En ese sentido, no es solo para todos aquellos que tienen interés en la economía, sino que además siempre miramos las notas, y sobre todo la motivación de cada inscripción. Por ejemplo, podríamos tener un científico político que está interesado en la economía o un especialista en finanzas que tiene un trasfondo de derecho…

P. ¿Qué impacto puede tener Biblenomics en las vidas de los cristianos que trabajan en finanzas o economía?

R. No damos soluciones mágicas: no vamos a enseñarte cómo hacer tu trabajo y no proporcionamos estándares absolutos o normas. No es un modelo teocrático de economía o finanzas; son anotaciones relativas de entre una serie de opciones. Creemos que la Biblia da marcos relativos para pensar en estas cosas. Es un modelo y forma de pensar complejo, no promete dar respuestas sencillas. Pero sí promete comunidad y herramientas para pensar.

P: ¿Es importante la comunidad?

R. Creemos que hay mucha gente en Europa y Eurasia que pueden estar pensando en esto. Por ejemplo, hemos visto a muchos que les ha ido mal en finanzas y en la banca. Aquellos que trabajan en esas áreas pueden haberse cuestionado la ética del mundo al que representan. Pueden sentirse animados a ver las finanzas con una nueva luz: como una actividad relacional que tiene como objetivo contribuir al florecimiento de la humanidad y que puede generar la prosperidad adecuada.

También hablamos del significado del trabajo a lo largo del camino, en la luz de cómo Dios quiere que sea.

En otras partes, la oferta de este tipo de entrenamiento está limitada a estudiantes jóvenes y profesionales. Si hay iniciativas, normalmente hay unas motivaciones  detrás. Nosotros no tenemos; no hay más organizaciones detrás de eso. En el equipo organizador hay una verdadera diversidad: somos distintos y vemos la economía de  maneras diferentes, venimos de diferentes países y nuestras teologías son diferentes, incluso aunque nos llamemos evangélicos.

Grupo participante en la Conferencia.

P. ¿Qué esperas tú personalmente con más ganas de esta edición de Biblenomics?

R. A nuestro ponente invitado, Gordon Menzies. Es un experto en economía y antropología. Estaremos tratando la antropología económica, y la contrastaremos con la antropología bíblica para ver si, como economistas, nuestra visión del ser humano está siendo realmente correcta.

En estos momentos, la economía generalmente opera en una antropología muy reduccionista del utilitario homo economicus, cuya ética sirve casi exclusivamente para maximizar una variable supuestamente mágica, como la utilizad o la ganancia. Gordon ha realizado un trabajo muy valioso modelando un tipo de antropología más rico, que ve cómo los seres humanos compiten y cooperan simultáneamente, personas que están interesadas tanto en sí mismas como en los demás.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply